¿Cómo elegir un buen proyector?

En está guía voy a hablar de lo que necesitamos saber para elegir un proyector para cine en casa, no vamos a ver lo que se necesitaría para una sala dedicada, ya que si es eso lo que quieres lo mejor es ir a un centro especializado que te ayuden. El problema es que para montar una sala dedicada se tiene que tener muy en cuenta la sala antes de elegir un proyector, además también el equipo de sonido es muy importante. Aquí vamos a ver unos consejos útiles para aprende a elegir un proyector para cine en casa sin perdernos demasiado en tecnicismos.

¿Cómo elegir un buen proyector para cine en casa?

Es una pregunta complicada, a lo mejor deberías preguntarte ¿Qué proyector me conviene?. Y es que con todo el auge de proyectores de marcas desconocidas, en su mayoría chinas, es normal que entren dudas. Los proyectores de cine han sido prohibitivos durante muchos años, pero ahora parecen estar al alcance de cualquiera. Lo cual es bueno.

Gracias a la entrada de estas marchas poco conocidas y, dicho sea de paso, poco fiables. A muchos nos entra la duda, por un lado quieres el proyector porque el precio es muy jugoso y, por otro lado no sabes en que fijarte a la hora de comprar. Además está la confusión de las opiniones de los usuarios, unos dicen que es un pasada y otros dicen que ni para pisapapeles.

Con lo cual voy a intentar mostrarte los datos en los que debes de fijarte y las cosas debes de tener en cuenta a la hora de comprar un proyector.

Tipos de proyectores

Para saber como elegir un proyector, primero debemos saber los tipos de tecnologías que tenemos a nuestro alcance Los proyectores se pueden dividir en varios tipos según la tecnología que usen, tal y como pasa con los televisores.

LCD (Liquid Crystal Display)

Es la tecnología más extendida, ya que es la más idónea para cine en casa y la que más años lleva en el mercado. Funciona con un fuente de luz que pasa por paneles 3 paneles RGB (rojo, verde y azul), que se corresponden con los colores primarios, un panel por cada color, después esa luz se convierte en una imagen a color. Con esta tecnología se consiguen colores más vivos con muy buena calidad, sin embargo en los negros no se consigue una buena profundidad.

Esquema proyector LCD

Existe un problema con este tipo de tecnología y es el “efecto rejilla”, es decir, que se ven entre los píxeles. Esto suele suceder a resoluciones bajas, aunque en los últimos años se ha evolucionado para intentar evitar esto, es posible que te encuentres con ello.

PROS
  • Alta calidad de imagen
  • Colores más naturales
  • Más brillo con la imágenes en color
CONTRAS
  • Poca profundidad de negros
  • Blancos poco brillantes
  • Efecto rejilla
  • Requiere mantenimiento (reemplazo de filtros)

DLP (Digital Light Processing)

Está tecnología es la que buscan los más cinéfilos porque tiene una buena relación de contraste y unos negros con más profundidad que los LCD. Esta tecnología funciona con un chip DMD (Digital Micromirror Device) por lo general, aunque también pueden usar 3 chips, lo que encarece el precio bastante.

Esquema proyector DLP

Los modelos de 1 chip DMD llevan una rueda de color de 3 colores (RGB, rojo verde y azul) cómo mínimo, ya que depende del fabrican pueden tener más colores. El chip DMD está compuesto por miles de espejos inclinados, la fuente de luz atraviesa la rueda de color que se refleja en este chip y produce la imagen en pantalla. El problema de llevar está rueda es el ruido que produce al girarla, por lo que son ruidosos, además estos suelen tener problemas porque pueden producir el efecto arcoíris en pantalla, esto se produce por la rueda de color, ya que al girar puede producir flashes de colores.

Existen modelos que incluyen 3 chips DMD, uno para cada color RGB (rojo, verde y azul), así eliminan la rueda de colores y evitan que se produzca el efecto arcoíris. Estos modelos son más caros ya que llevar 3 chips los encarece.

PROS
  • Mejor contraste
  • Menor peso y tamaño
  • Negros más profundos
  • Mejor para imágenes en 3D
CONTRAS
  • Menor calidad en los colores, menos brillo que en los LCD
  • Mayor ruido al tener una rueda de colores (1 chip DMD)
  • Efecto arcoiris (1 chip DMD)
  • Los de 3 chips DMD tiene mayor precio

LCoS (Liquid Crystal on Silicon)

Esta tecnología funciona de forma similar a la LCD solo que los paneles reflejan la luz en vez de dejarla pasar, así como funciona en los DLP. Digamos que fusiona lo mejor de ambas tecnologías (LCD y DLP), por lo que, son proyectores muchos más caros. A su favor tienen que ofrecen un buen contraste y negros profundos.

Esquema proyector LCoS

Esta es una de las mejores tecnologías que hay actualmente, aunque lleva ya años actualizándose. Según el fabricante podemos encontrar distintos nombres, en los proyectores Sony se denomina SXRD (Silicon X-tal Reflective Display) y en los proyectores JVC lo llaman D-ILA (Direct-Drive Image Light Amplification).

PROS
  • Negros profundos
  • Alto nivel de detalle en zonas oscuras
  • Matriz de pixel no se aprecia
  • Excelentes ratios de contraste
CONTRAS
  • Precio elevado

Resolución optima para un proyector de cine en casa

Cuando nos disponemos a comprar un proyector quizás el tema de la resolución es dónde más nos informamos y dónde más dudas podemos tener, a parte de la luminosidad (lúmenes). Lo mejor es no comerse demasiado la cabeza y entender que entran varios factores en juego a parte de la resolución como lo es la distancia entre el proyector y la pantalla.

La distancia es un factor bastante importante a la hora de elegir la resolución de nuestro proyector, ya que no es lo mismo ver una película a 3 o a 4 metros de distancia. De todas formas esto también depende de como te guste ver una película, hay gente que en el cine le gusta ponerse un poco hacia delante y otros que se van a atrás del todo, en el cine la visualización “perfecta” se encuentra dónde están situadas las butacas VIP (para algo son VIP) ahí esta el equilibrio entre la pantalla y el audio.

Distancia entre proyector y pantalla

La resolución también depende de las pulgadas que tenga nuestro proyector, o más bien las pulgadas de imagen que conseguimos. Así si estamos a una distancia de unos 4 metros y tenemos una pantalla de 100 pulgadas perderá sentido comprar un proyector 4K, ya que no notaremos la diferencia frente a una resolución de 1080p. Pero como te he dicho antes también depende de como te guste ver las pelis, según el gráfico anterior (cortesía de la web de Carlton Bale) para disfrutar de una resolución en 4K debemos estar a unos 3 metros de la pantalla y si tenemos 100 o más pulgadas puede que se nos haga demasiado grande.

En la mayoría de los casos un proyector con resolución de 1080p será suficiente, o incluso de 720, depende de lo exigente que seas y de la distancia a la que te pongas de la pantalla o la distancia a la que te sientas cómodo.

Relación de contraste de un proyector

El contraste es la diferencia entre el blanco y el negro. Una relación 2000:1 significa que el blanco es 2.000 veces más luminoso que el negro, lo que quiere decir que una relación de contraste alta será mejor para ver películas. Si tenemos una relación de contraste alta veremos los negros más negros, en cambio con relaciones de contraste bajas podremos apreciar que los negros se ven grisáceos.

En algunos casos nos especifican el contraste real pero también es muy común encontrarnos con el contraste dinámico. El contraste dinámico es una tecnología que analiza la imagen y va variando el brillo consiguiendo así que el rango entre contraste y brillo sea mayor. Si no nos especifican claramente el contraste real podemos más o menos deducir que a partir de un contraste 30.000:1 o más ya se refiere al dinámico.

Que tamaño de pantalla necesito

Como ya hemos visto en el anterior apartado de la resolución las pulgadas van ligadas a esta, aunque realmente lo que vamos a ver aquí es las pulgadas de la pantalla que quieres conseguir. Esto también va un poco por gustos y por limitaciones de espacio, deberás calcular la distancia a la que vas a colocar el proyector de la pantalla para tener claro las opciones que tienes en cuanto al tamaño de la pantalla y saber que proyector comprar según las necesidades.

Esta puede ser la parte más sencilla, ya que en las propias especificaciones del proyector encontraremos la relación de las pulgadas que obtenemos según las distancia a la que ponemos el proyector. Quizás lo más complicado es encontrar espacio en casa. De todas formas si no te quieres complicar existe esta calculadora de distancia donde puedes buscar la marca de tu proyector de cine y ver la pantalla que proyecta según la distancia.

Un buen tamaño de pantalla sería entre 100 y 120 pulgadas, aunque una de 80 pulgadas tampoco debemos despreciarla. Ten en cuenta el espacio del que dispones y echa un vistazo a las especificaciones del proyector que quieres comprar para hacerte una idea del tamaño de pantalla que puedes conseguir. Además también debes saber que si quieres un tamaño de pantalla grande necesitarás más potencia lumínica (lúmenes), ya que el proyector deberá situarse más lejos de la pantalla.

¿Cuántos Lúmenes necesito?

Esta puede ser la mayor incógnita del mundo, después del significado de la vida, para saber como escoger un proyector. El tema de los lúmenes siempre han traído de cabeza a muchos y habrás oído muchas veces que necesitas como mínimo 2.000 o 3.000 lúmenes para un proyector de cine en casa, pero antes de continuar vamos a ver un poco de teoría.

¿Qué son los lúmenes?

El lumen es la cantidad de luz visible, está medida sirve para medir la cantidad de luz que emiten las lamparas. No pienses que esto solo tiene que ver con los proyectores de cine, es una unidad de medida que sirve para todo tipo de fuentes de luz como bombillas o lámparas.

Pero nosotros no queremos iluminar una habitación, si no que queremos ver una película en un proyector. Por esto la cantidad de luz que necesitaremos para ver una película no es la misma que necesitaremos para iluminar una habitación. Al menos ya tienes una idea de qué son los lúmenes.

Que son los lúmenes

¿Cómo se calculan los lúmenes?

La cantidad de luz que emite la lámpara del proyector de cine se mide desde el centro de la pantalla. Esto es un problema porque si un fabricante nos dice que la lámpara tiene 6.000 lúmenes de potencia puede referirse a la cantidad de luz que emite desde el centro de la pantalla, pero para nada eso es la cantidad de lúmenes que tiene el proyector, eso se refiere al pico de potencia, es decir los lúmenes pico que tiene la fuente de luz. Realmente esos 6.000 lúmenes pueden convertirse en unos 400 lúmenes reales (ANSI)

Los lúmenes ANSI son un estándar creado por el Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI por sus siglas en inglés). Este estándar especifica un forma de medir la media de lúmenes que emite un proyector por lo que siempre debemos buscar en las especificaciones del proyector si indica su luminosidad en lúmenes ANSI, en caso de que no los tenga debemos de desconfiar de la cantidad de lúmenes que nos indican.

Entonces. ¿Cuántos lúmenes necesito para un cine en casa?

Teniendo en cuenta la sala podemos llegar a saber más o menos la cantidad de lúmenes que necesitamos, también dependerá de nuestro gusto. Hay a gente que le gusta tener un poco de luz ambiental, en ese caso necesitaremos más lúmenes. También debemos tener en cuenta el tamaño de pantalla que vamos a tener, ya que a mayor pantalla más lejos tendremos que colocar el proyector y por lo tanto, más lúmenes necesitamos.

Para una habitación completamente a oscuras no necesitaremos gran cantidad de luz, hay proyectores comerciales de grandes marcas que tienen 150 o 200 lúmenes, si hablamos de las marcas chinas que han irrumpido en el mercado, tendremos proyectores de unos 300 o 400 lúmenes. La verdad que entre unos 200 y 400 lúmenes serían suficientes para una sala que esté completamente a oscuras, si tienes una sala sin ventanas, estás se quedan completamente tapadas o estás de noche y no te entra luz por las ventanas, no necesitas gran cantidad de lúmenes. Además si no somos muy ambiciosos y ponemos una pantalla un poco más pequeña, como de 80 pulgadas, menos lúmenes necesitaremos.

En el otro lado están las salas en las que no es posible deshacerse de la luz que entra o queremos tener una luz ambiental. En este caso a partir de unos 1.000 o 1.500 lúmenes sería suficiente, si queremos una fuente de luz potente ya podríamos optar por los 2.000 o más lúmenes. Si vamos a usar el proyector al aire libre, en sitios como el jardín o la terraza si que deberíamos optar por tener más cantidad de lúmenes.

Lo que quiero que veas es que porque un proyector que tenga muchos lúmenes no va a ser mejor que otro que tenga menos. Como ya hemos visto en los demás apartado entran más cosas en juego, sobre todo lo exigente que seas y el uso que le vayas a dar al proyector. Busca un equilibrio entre las especificaciones según el presupuesto que tengas.

Resumen

Nada mejor que un pequeño resumen para que no se nos olvide todo mañana.

  • Tipo de proyector, sabemos que lo más común son los LCD pero si tenemos presupuesto para un DLP mucho mejor.
  • Resolución, tampoco debemos obsesionarnos con tener la máxima calidad. Es mejor un buen 1080 que un 4K mediocre, tengamos en cuenta también la distancia a la que lo vamos a ver y que el contenido en 4K todavía es bastante escaso y so lo vemos en Streaming puede que no obtengamos la mejor calidad.
  • Contraste, sabemos que cuanto mayor sea el contraste mas diferencia de brillo entre blancos y negros, por lo tanto más calidad de imagen. Mejores negros y blanco brillantes.
  • Tamaño de pantalla, esto es por gustos, pero quizás una pantalla de más de 120 pulgadas sea excesivo para un cine en casa. Una pantalla que este sobre las 100 pulgadas más o menos ya es muy disfrutable.
  • Lúmenes, la mayor de las incógnitas. Hemos aprendido que no solo la luminosidad es importante, el entorno y el tamaño de la pantalla son claves que debemos tener en cuenta para saber los lúmenes que necesitamos. No es lo mismo una sala completamente a oscuras que la terraza y tampoco es lo mismo proyectar una pantalla de 80 pulgadas que de 150, ya que más lejos tendrá que estar el proyector.

Conclusión

Si has llegado hasta aquí, Enhorabuena!!! has ganado un iPhone XX, jeje. Es broma, pero si que eres una campeona o un campeón y seguro que ya sabes que proyector comprar para cine en casa. Ahora ya tienes más idea de como escoger un proyector para cine en casa, además tienes más conocimiento para discutir con tu cuñado.

Deja un comentario